Migración a Voz IP sí, pero, ¡paso a paso!

por Bénédicte Nuding | 25.11.2021

Hasta hace unos años, la migración de redes telefónicas analógicas al “Todo IP” (All IP) parecía reservada únicamente a las grandes empresas que deseaban equipar una nueva filial, renegociar un contrato ventajoso con su operador de telecomunicaciones o actualizar su flota de teléfonos. Siempre, por supuesto, con el objetivo de beneficiarse de un sistema de comunicación moderno de alta calidad, y, a su vez, ahorrar dinero.

Hoy, la pandemia ha cambiado notablemente la situación acelerando la evolución de los modelos de trabajo predominantes. Para seguir siendo competitivas, las pequeñas y medianas empresas también tendrán que reaccionar al apagón de redes analógicas y reestructurar sus comunicaciones, migrando su telefonía al VoIP.

 

Cinco argumentos en favor de un salto progresivo al VoIP:

  • Reducción de costes de infraestructura y comunicación
  • Acceso a la tecnología más avanzada y a herramientas de colaboración
  • Migración sin interrupción del servicio telefónico y de las comunicaciones
  • Seguridad y protección de las comunicaciones de la empresa
  • Anticipación del fin del RDSI y del apagón del cobre y primeros pasos hacia la transformación digital
Hombre salta desde un ordenador antiguo a un moderno portatil

Modernización de la infraestructura y ahorro: ¿binomio posible?

La reducción de costes de infraestructura y de las tarifas de telefonía es, sin duda, el argumento más atractivo para una migración a la tecnología IP. En primer lugar, cabe destacar que una migración progresiva a la voz IP no requiere necesariamente la sustitución íntegra e inmediata del sistema de telefonía existente. La instalación de un adaptador analógico entre la red RDSI/RTPC e internet permitirá a su empresa poder empezar a sacar partido a todas las ventajas del VoIP mientras se continúan utilizando los equipos antiguos. En segundo lugar, y lo más importante, la telefonía a través de internet supone una importante reducción de la factura telefónica, sobre todo respecto de las llamadas internas e intersedes ilimitadas y gratuitas. El coste de las llamadas a teléfonos fijos al otro lado del mundo se reduce drásticamente, ya que los modernos paquetes VoIP suelen ser mucho más atractivos que las antiguas ofertas de RDSI de los operadores tradicionales.

Además, nuevas y modernas funcionalidades como videoconferencias o pantalla compartida permiten las reuniones a distancia o el teletrabajo y suponen un ahorro importante de tiempo y dinero, reduciendo, o incluso eliminando completamente, los costes de desplazamiento. Por último, aquellas empresas que acometen un cambio de sede a nuevas instalaciones pueden aprovechar la convergencia de las redes de voz y datos y decir adiós al cableado telefónico. El despliegue resultará mucho más rentable, ya que los ordenadores y los teléfonos utilizan únicamente el cableado informático estándar.

 

¿Por qué las herramientas de colaboración se han convertido ya en indispensables?

El acceso a la tecnología puntera abre perspectivas completamente nuevas para PYMES y multinacionales. Además de las funcionalidades clásicas de telefonía IP -desvío e historial de llamadas, captura de llamada, llamada en espera, audioconferencias, etc.-, aspectos como nuevas y numerosas posibilidades de integración, los directorios de empresa centralizados y actualizados, la atención telefónica personalizada, la gestión del estado de presencia que informa sobre la disponibilidad de los empleados o las soluciones de call center, etc., mejorarán y simplificarán el trabajo diario. No volver a perder una llamada o información importante optimizará la calidad de la comunicación y revertirá en una mejor relación con los clientes. Además, en combinación con modernas aplicaciones UCC (softphone, videoconferencia, pantalla compartida, chat, etc.), estas funcionalidades proporcionan a las empresas la flexibilidad y movilidad que necesitan para afrontar el nuevo reto de tener que alternar el trabajo presencial con el teletrabajo.

Una migración paso a paso hacia el VoIP permitirá a empresas y empleados seguir utilizando sus equipos habituales mientras se familiarizan con las nuevas herramientas de comunicación, a las que pueden acceder desde cualquier lugar, ya sea desde su PC, Mac, smartphone, tableta o portátil, siempre que, por supuesto, tengan una buena conexión a internet.

 

¿Es posible acometer una reestructuración del sistema de comunicaciones de la empresa sin tocar el sistema existente?

La continuidad de los servicios telefónicos y de comunicación durante el despliegue de la nueva tecnología es una de las principales ventajas de la migración progresiva a la voz IP. Lo que más preocupa a los CIOs son las posibles interrupciones y molestias a sus usuarios, por lo que la continuidad del negocio es la cuestión clave cuando se cambia de una tecnología a otra. Desde el punto de vista técnico, simplemente se conecta una pasarela IP entre la centralita antigua y la línea RDSI/PSTN, permitiendo el enlace con el nuevo operador SIP. El uso de un adaptador analógico permitirá seguir utilizando la centralita analógica y todos los teléfonos analógicos existentes, por ejemplo, faxes o porteros automáticos.

Otro efecto positivo del cambio a IP es el de la "portabilidad del número". Esto significa que el número original no sólo se conserva, sino que ahora estará vinculado directamente al usuario del teléfono IP y no a la toma de corriente a la que se conecta. Esto implica que lo único necesario para poder utilizar los teléfonos IP a distancia, en teletrabajo o desde otra filial de la empresa, es una simple conexión a internet. Por supuesto, la "migración progresiva" a la voz sobre IP será imperceptible tanto para los empleados como para los clientes, y permitirá una transición a la nueva tecnología sin incidencias, interrupciones ni pérdidas de datos.

 

¿Cómo garantizar la seguridad de la comunicación?

En comparación con las líneas telefónicas tradicionales, la telefonía IP es más segura porque utiliza las redes de datos existentes y se beneficia de la codificación que ofrece el transporte de datos a través de estas redes. Sin embargo, las numerosas ventajas del VoIP no deben ocultar el hecho de que pueden producirse fallos de seguridad. Una empresa bien informada se asegurará de que sus empleados y usuarios reciban formación y se familiaricen con la nueva tecnología tan pronto como haya sido desplegada. El hackeo es una amenaza seria, y han sido muchas las empresas que lo han experimentado en primera persona en los últimos meses. Por lo tanto, la protección contra los ataques de fuerza bruta, el phishing, etc., es una prioridad absoluta y requiere la instalación de cortafuegos eficaces y un gran cuidado en la elección y el uso de las contraseñas. En este sentido, la redundancia es tanto un mecanismo de seguridad fiable como un importante activo para aquellas empresas con varias sedes. Además, en caso de fallo de un dispositivo -en este caso una pasarela IP-, una segunda pasarela “slave”, especialmente configurada y previamente inactiva (redundante), toma el relevo y asume inmediatamente las funciones del dispositivo que ha fallado, lo que permite continuar la actividad sin que se produzcan interrupciones ni pérdida de comunicaciones.

Los mecanismos de encriptación de voz, los modernos protocolos de seguridad, la autenticación multifactor o las actualizaciones periódicas de dispositivos IP son herramientas comunes y avanzadas que cualquier empresa puede (¡y debe!) implementar de forma generosa y sin limitaciones para proteger su instalación.

 

Migración al VoIP: primeros pasos hacia la transformación digital

El proceso de migración a una nueva tecnología es delicado para las empresas y requiere de mucha precaución para que los flujos de trabajo no se vean interrumpidos y poder así garantizar la continuidad de la productividad. Siempre que no se descuide el aspecto de la seguridad, el potencial del cambio al All IP es enorme: el acceso a un sistema escalable, rentable y potente equipado con las herramientas de colaboración necesarias para responder con flexibilidad a los nuevos retos del trabajo remoto e híbrido garantizan la sostenibilidad y protección de la inversión. El cambio progresivo al VoIP representa, por tanto, uno de los primeros pasos hacia la transformación digital de cualquier empresa.

Por su parte, el tema de la migración a la nube es un tema demasiado amplio, por lo que le dedicaremos una entrada propia en nuestro blog. Continuará…

 

Página principal

Últimas entradas del blog


Categorías

Utilizamos cookies para optimizar la navegación y ofrecerle una experiencia óptima en nuestra página web. Esto incluye las cookies necesarias para el funcionamiento de la página, así como las cookies que sólo se utilizan con fines estadísticos anónimos o para configurar convenientemente el contenido especial. Usted decide qué categorías quiere permitir. Tenga en cuenta que, según su configuración, es posible que no todas las funcionalidades de nuestra web estén disponibles. Si acepta todas las cookies, tendrá pleno acceso a los servicios de nuestro sitio web. Para más información, consulte nuestra  política de privacidad..

   
    Configuración de las cookies